• Maria Isabel Sarrasí Alia

Empresas Familiares : Luchar por subsistir

DAVID CONTRA GOLIAT



Para las empresas familiares que abundan en nuestro país (la mayoría enclavadas en el sector de las PYMES), es evidente que no es una opción competir en precio contra los grandes operadores de su sector. Sin embargo, las empresas familiares tienen otras armas para competir con las grandes empresas nacionales e internacionales e, incluso ganarlas, y todas ellas pasan por enamorar a sus clientes.

Hoy en día hablar de “clientes satisfechos” ya se ha convertido en un tópico. Cualquier empresa al mínimo al que aspira es a dejar a sus clientes contentos.

En este punto las empresas familiares parten con ventaja. Por un lado, los negocios familiares, son capaces de acercarse más al cliente, conocerlo mejor y mantener una relación más estrecha con él. Tienen una mayor capacidad para averiguar y satisfacer las necesidades del cliente, e incluso avanzar y crecer con él, y para ofrecerle un trato más personalizado


Por otro, los negocios regentados por familias son más ágiles internamente para tomar decisiones e innovar, gracias a la confianza que mantienen los miembros de la familia empresaria entre sí, por lo que pueden apostar rápidamente por mejorar la calidad de sus productos y servicios, o por introducir nuevos artículos, si eso es lo que sus clientes les demandan.

Con respecto a la marca, el hecho de tener una historia a sus espaldas y de regirse en base a unos valores familiares y empresariales, también juega en favor de las empresas familiares. Habitualmente son percibidas como marcas con calidad, más próximas, auténticas y seguras, e incluso naturales o artesanales y que, en definitiva, inspiran más confianza a sus clientes.


En cambio, los grandes operadores nacionales o internacionales son percibidos generalmente como empresas más lejanas en el trato, algo que repercute negativamente en la confianza que generan en los clientes


Para mejorar sus resultados a la vez que para fidelizar a sus clientes, las empresas familiares deben aprovechar en su negocio estos puntos de los que hemos hablado:

La proximidad con sus clientes y la confianza en la familia empresaria como reclamo en la marca

Conseguir que la empresa familiar sea competitiva en el mercado nacional e internacional y que pueda perdurar en el tiempo, pasa por apostar por la formación, la innovación y la tecnología.

Si la empresa familiar se somete a un proceso continuo de formación, inevitablemente de ese proceso saldrán ideas y proyectos innovadores que tenderán a materializarse en innovación y tecnología

Cuanto más grande es el desafío, mayor será la recompensa

Pedro F. Galán Guadalupe

Tel. 914310889 WhatsApp 638 244 598

Calle Ayala 118 L10, 28006 MADRID

  • LinkedIn - Círculo Negro